Te ayudamos
¡Escanea para descargar tu app!
qr-single

Suscríbete a nuestra Newsletter

Mantente al día de todo lo que sucede en tu oposición de forma fácil, cómoda y sin demasiado esfuerzo. Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de lo más importante: novedades de tu oposición, actualidad, recursos, ¡y mucho más!

newsletter

    ¡Síguenos en nuestras redes sociales!

    ¿Cómo es el examen de Auxiliar Administrativo del Estado?

    Dentro de la oferta de empleo público que existe en España hay una gran cantidad de oposiciones
    disponibles. Esto hace que existen muchos sectores diferentes a los que optar, así como procesos más y
    menos exigentes en función de su temario y requisitos. Además, no todos cuentan con el mismo número
    de plazas ofertadas en sus convocatorias.
    Todas estas cuestiones propician que hayan oposiciones más populares que otras, como es el caso de las
    de Auxiliar Administrativo del Estado. Estas son muy demandadas debido a que no son demasiado
    difíciles, sus requisitos no son muy elevados y ofrecen un gran número de plazas en cada convocatoria. Y,
    sabiendo esto, cada vez más personas se hacen la misma pregunta: ¿cómo es el examen de Auxiliar de la
    Administración del Estado?

    como es el examen de auxiliar de la administración del estado

    Cómo es el examen de Auxiliar de la Administración del Estado

    Si en alguna ocasión te has preguntado cómo es el examen de Auxiliar de la Administración del Estado,
    estás en el sitio adecuado. Para empezar, debes saber que se realiza un único examen en esta oposición.
    Eso sí, esta prueba se divide en dos partes muy diferenciadas:

    1. Cuestionario teórico y psicotécnico: 60 preguntas en total que se dividen entre 30 sobre el Bloque I del programa oficial y 30 de carácter psicotécnico.
    2. Cuestionario de conocimientos ofimáticos: 50 preguntas sobre esta parte del temario de la oposición.

    Para la realización de estas dos partes que conforman el examen de la oposición se cuenta con un tiempo
    máximo de 90 minutos. Y, aunque forman parte del mismo examen, ya hemos dicho que cada parte de la
    prueba cuenta con sus propias particularidades. Por ello, a continuación repasaremos en qué consiste cada una de ellas.

    Cuestionario teórico y psicotécnico

    Como te hemos dicho antes, esta parte del examen se compone de un total de 60 preguntas: 30 sobre
    Organización Pública, el bloque I del temario, y otras 30 de carácter psicotécnico. En estas últimas el
    objetivo es evaluar las aptitudes asociadas al puesto que se va a desempeñar. Mientras que las priemras
    miden los conocimientos sobre el temario. Además de las 60 preguntas, también se incluyen 5 cuestiones
    más de reserva que serán las que se utilicen en caso de que alguna de las preguntas se anule. Cada
    pregunta contará con varias opciones de respuesta pero solo una de ellas será correcta.

    Conocimientos de ofimática

    En esta segunda parte habrá que hacer frente a un cuestionario tipo test sobre el bloque II del temario:
    Actividad Administrativa y Ofimática. El total de preguntas a contestar aquí será menor, ya que serán 50
    en total. Y, de nuevo, habrá otras 5 preguntas de reserva. Como sucede con la parte anterior, cada pregunta ofrecerá varias respuestas posibles pero solo una de ellas será correcta.

    ¿Cómo se valora cada parte del examen?

    Una vez que estás familiarizado con la estructura del examen para el puesto de Auxiliar Administrativo
    del Estado, es natural que te preguntes cómo se evalúan las preguntas de cada parte de la prueba. No es
    complicado comprenderlo, ya que todas las preguntas tienen el mismo valor, independientemente de la
    sección a la que pertenezcan. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada respuesta incorrecta
    restará un tercio del valor de una respuesta correcta. No se penalizará por dejar preguntas sin contestar.


    Cada sección del examen tiene una puntuación total de 50 puntos, lo que significa que la puntuación
    máxima alcanzable es de 100 puntos.
    Para aprobar el examen, es imprescindible obtener al menos 25
    puntos en cada una de las secciones, tanto en el test de conocimientos y habilidades psicotécnicas, como
    en el test de ofimática. Sin embargo, como ocurre en la mayoría de los procesos de oposición, aprobar no
    garantiza obtener una plaza, ya que generalmente la nota de corte suele ser superior al aprobado.

    ¿Quieres saber más sobre tu oposición? Conoce la herramienta líder en la preparación de oposiciones.