Te ayudamos

    ¿Es posible trabajar en Correos sin opositar?

    Las oposiciones de Correos se han convertido desde hace muchos años en una oportunidad inmejorable para quienes buscan estabilidad laboral. No solo ofrecen puestos de trabajo con una buena remuneración y horario, sino que los requisitos para participar en su proceso de selección son realmente bajos. Eso, unido a que el temario del examen no es muy largo, propician que cada año sean más y más las personas que quieren trabajar en el servicio postal de España.

    Y lo que muchos desconocen es que las oposiciones no son la única vía para conseguir trabajar en esta empresa. O lo que es lo mismo: trabajar en Correos sin opositar. Como lo lees, aunque pueda parecerte imposible la realidad es que sí que es posible hacerte con un empleo sin tener que presentarte a las oposiciones. Pero… ¿Qué hay que hacer entonces?

    ¿Es posible trabajar en Correos sin opositar?

    ¿Cómo trabajar en Correos sin opositar?

    No vamos a andarnos por las ramas: si has llegado hasta aquí es porque te preguntas cómo trabajar en Correos sin opositar, así que vamos al grano. A través de las oposiciones puedes conseguir una plaza fija en Correos. Pero, además, existe la posibilidad de trabajar sin tener que hacer frente a la oposición. Esto es posible gracias a la bolsa de empleo del servicio postal, que es un mecanismo que permite trabajar en Correos sin opositar.

    Y si te preguntas qué son estas bolsas, puedes debes saber que son un determinado número de puestos de trabajo que se convocan a nivel provincial. La gran diferencia con respecto a las oposiciones tiene que ver con que la bolsa de empleo ofrece un trabajo temporal. Y, como ocurre con las oposiciones, para poder apuntarse a ellas es necesario cumplir una serie de requisitos.

    La bolsa de empleo de Correos: requisitos

    Como hemos dicho antes, con la bolsa de empleo no tendrás que hacer frente a la oposición. Sin embargo, sí que será imprescindible cumplir con una serie de requisitos. Estos, aunque pueden cambiar, son los siguientes: 

    • Ser mayor de edad.
    • No haber alcanzado la edad de jubilación.
    • Tener el título de ESO o equivalente.
    • Para los puestos de reparto en vehículo tener vigente el permiso de conducir necesario.
    • No haber participado en más de dos bolsas de empleo de Correos.
    • No haber sido inhabilitado para el desempeño de funciones públicas por sentencia firme.

    Cómo formar parte de su personal laboral fijo

    Aunque es posible trabajar en Correos sin opositar, tal y como te hemos explicado, lo cierto es que no se trata de una solución de largo recorrido. En líneas generales se tratan de puestos de trabajo temporales y muy cambiantes, por lo que si quieres conseguir un trabajo para siempre en el servicio postal lo mejor es que intentes formar parte del personal laboral fijo de Correos

    Eso sí, no deberías descartar recurrir a la bolsa de empleo, ya que te servirá para adquirir experiencia y, sobre todo, para conseguir puntos extra en las oposiciones a través de los méritos. Y es que por cada día trabajado en Correos podrás sumar puntos hasta un máximo de 7,5. Por lo que contar con experiencia en la empresa puede ser la diferencia entre lograr una plaza como personal laboral fijo o no. 

    Y para conseguirlo tendrás que prepararte las oposiciones a Correos y hacer frente a un examen tipo test de 100 preguntas con cuatro opciones de respuesta entra las que solo una de ellas es correcta. A la puntuación obtenida en la prueba hay que añadir los puntos de méritos, que son los que se pueden sumar por experiencia trabajando en Correos o por haber realizado determinados cursos formativos.

    ¿Quieres saber más sobre tu oposición? Conoce la herramienta líder en la preparación de oposiciones.