Te ayudamos

Estas son las causas por las que se puede perder la condición como Policía Nacional

causas perdida condicion funcionario policia nacional

Por norma general, cuando hablamos de las oposiciones a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado siempre hacemos referencia a cómo acceder a ellos. Sin embargo, aunque se traten de trabajos fijos y estables, existen ciertos casos en los que se pueden llegar a perder. Y sobre ello vamos a hablar en este post: las causas pérdida de condición funcionario Policía Nacional. ¿Alguna vez te habías preguntado qué situaciones pueden hacer que un policía sea expulsado del cuerpo? Las repasamos a continuación.

¿En qué situaciones se puede perder la condición de Policía Nacional?

Por norma general solo se contemplan algunas situaciones que pueden conllevar a la inhabilitación de los agentes o a la expulsión del cuerpo. Así lo recoge el BOE 9/2015 del 28 de julio, que señala que la pérdida de la condición de funcionario de carrera solo puede darse por las siguientes causas:

  1. La jubilación.
  2. La renuncia a la condición de funcionario.
  3. La pérdida de la nacionalidad española.
  4. La sanción disciplinaria de separación del servicio que tuviere carácter firme.
  5. La pena principal o accesoria de inhabilitación absoluta o especial para el ejercicio de empleo o cargo público que tuviere carácter firme.

Causas de la perdida de condición de funcionario en Policía Nacional

Cuando hablamos de las causas pérdida condición funcionario Policía Nacional, normalmente nos referimos a las relacionadas con las sanciones consideradas como muy graves. Estas sanciones pueden conllevar tres tipos de castigo: la separación del servicio; la suspensión de funciones de 3 meses a 6 años; y el traslado forzoso.

En otros casos como las faltas graves la sanción impuesta puede ser de una suspensión de servicio de 5 días a tres meses. Mientras que en el caso de las faltas leves todo se reduce y puede llegar a bastar con un apercibimiento o una suspensión de funciones de 1 a 4 días. De este modo, si nos preguntamos cuáles son las causas de la pérdida de condición de funcionario en Policía Nacional, deberíamos interesarnos en conocer cuáles son las faltas muy graves.

Las faltas muy graves

Como hemos comentado, para conocer las causas pérdida condición funcionario Policía Nacional hay que prestar atención, fundamentalmente, a las faltas consideradas como “muy graves”. Estas son las siguientes:

  • El incumplimiento del deber de fidelidad a la Constitución en el ejercicio de las funciones.
  • Haber sido condenado por sentencia firme por un delito doloso.
  • El abuso de atribuciones que cause grave daño a los ciudadanos, a los subordinados, a la Administración o a las entidades con personalidad jurídica.
  • La práctica de tratos inhumanos, degradantes o vejatorios a los ciudadanos que se encuentren bajo custodia policial.
  • La insubordinación respecto a las Autoridades o mandos de que dependan.
  • El abandono de servicio, salvo que exista causa de fuerza mayor que impida comunicar a un superior dicho abandono.
  • La publicación o la utilización indebida de secretos oficiales.
  • La violación del secreto profesional cuando perjudique el desarrollo de la labor policial.
  • El incumplimiento de las normas sobre incompatibilidades cuando ello dé lugar a una situación de incompatibilidad.
  • La participación en huelgas, en acciones sustitutivas de estas o en actuaciones concertadas con el fin de alterar el normal funcionamiento de los servicios.
  • La falta de colaboración manifiesta con otros miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
  • Embriagarse o consumir drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas durante el servicio o realizarlo en estado de embriaguez o bajo los efectos manifiestos de los productos citados.
  • La negativa injustificada a someterse a reconocimiento médico, prueba de alcoholemia o de detección de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, legítimamente ordenadas, a fin de constatar la capacidad psicofísica para prestar servicio.
  • Toda actuación que suponga discriminación por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual, sexo, lengua, opinión, lugar de nacimiento o vecindad, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
  • El acoso sexual y el acoso laboral en el marco de una relación de servicio, de actos de acoso psicológico u hostilidad.
  • La obstaculización grave al ejercicio de las libertades públicas y derechos sindicales.
  • Las infracciones tipificadas como muy graves en la legislación sobre utilización de videocámaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en lugares públicos.
delitos informáticos policía nacional