Entrevista personal: Oposición Guardia Civil

¿En qué consiste la entrevista personal?

La tercera prueba a la que os enfrentaréis en vuestro camino para convertiros en guardias civiles será la entrevista personal. Esta es seguramente la prueba que más miedo produce a los opositores, por un lado, porque a estas alturas ya os veis tocando con los dedos el objetivo por el que tan duramente habéis trabajado. Por otro, porque en una entrevista siempre se tiene la sensación de que el resultado puede ser imprevisible y subjetivo. 

Así que es normal que estéis nerviosos antes de enfrentaros a ella. Pero no os preocupéis, porque vamos a daros las claves que necesitáis para superarla del mejor modo posible. 

Antes de que tenga lugar la entrevista tendréis que haber hecho dos cuestionarios escritos: la biodata y un test de personalidad. La primera analiza la información biográfica, así que sus preguntas tratarán sobre vuestro pasado personal y profesional. El segundo tiene que ver con la personalidad, la motivación y la actitud.

Con ellos el tribunal ya conocerá el 70% de vuestro perfil. Ya sabrán mucho sobre vosotros. Así que cuando vayáis a la entrevista pensad que es un trámite más para terminar de matizar los resultados de los tests.


Competencias y cualidades consideradas en la entrevista

A pesar de que ya os conocerán en gran medida por los tests previos, vamos a ver cuáles son las competencias y cualidades que tendrán en cuenta a la hora de evaluaros en la entrevista.

  • Adecuación a normas y principios morales. Pensad que queréis entrar en uno de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. Es fundamental que vuestras respuestas siempre, siempre, se ajusten a la legalidad vigente.
  • Valores institucionales. Podrían haceros preguntas relacionadas con el Cuerpo. Noticias de actualidad relacionadas, su historia, los rangos de su jerarquía. Si en el momento no recordáis la respuesta, sed naturales y sinceros. Explicad que estáis nerviosos y que no os acordáis.
  • Motivación. Si estáis ahí es porque tenéis una vocación de servir. No olvidéis el sueño que os ha llevado a comenzar vuestra preparación. Mostraos ilusionados y sinceros. 
  • Habilidades sociales y de comunicación. Tened en cuenta que un Guardia Civil tiene que hablar frecuentemente con personas en apuros. Así que valorarán vuestra capacidad para comunicaros y también vuestra capacidad para empatizar.
  • Solución de problemas. Es posible que os planteen distintas situaciones, que os imaginéis que ya tenéis vuestra plaza y debéis resolverlas. Querrán saber cómo lo haríais. En este punto volvemos al consejo anterior. Sed sinceros y recordad que todas vuestras respuestas deben ajustarse a la ley.
  • Adaptación/Flexibilidad. Querrán saber cómo reaccionaríais si os cambiasen de destino o de funciones dentro del Cuerpo. No mintáis, pero tratad de mostraros flexibles.
  • Autocontrol. Este es uno de los puntos más importantes. La Guardia Civil es un cuerpo armado, así que buscan gente que sea capaz de controlarse en situaciones de estrés y con fuertes principios morales. 

Es posible que os hagan comentarios ofensivos, incluso que os insulten, ridiculicen o menosprecien. Siempre, siempre, debéis mantener la calma y la cabeza fría. Pensad que sólo están midiendo vuestras reacciones. No tienen nada en vuestra contra. Quieren saber si sois capaces de controlaros en una situación tensa o desagradable. Nunca os enfrentéis a los entrevistadores.

  • Responsabilidad/Madurez. Recordad que buscan hombres y mujeres responsables y con madurez, capaces de hacerse cargo de sus propios actos y de ser un referente para el resto de la sociedad.

Entrevista Guardia Civil – Algunos consejos para superarla

Si os ofrecen la mano al entrar, estrechadla con un apretón seguro, manteniendo contacto visual y con una sonrisa. Si no os la ofrecen, saludad con naturalidad y educación. 

Pero si habéis ofrecido vosotros la mano y no os la han aceptado, que no cunda el pánico. Retirad la mano con calma y esperad a que os indiquen cuándo sentaros y cuándo hablar.

Puede que os hagan la misma pregunta más de una vez, o que os pregunten lo mismo pero formulándolo de formas distintas. Es importante que respondáis siempre lo mismo. Eso demostrará que sois coherentes y que estáis seguros de vuestras respuestas. 

Es posible que traten de que os relajéis mostrándose amistosos. Pero tenéis que recordar que no estáis con vuestros amigos, sino en una entrevista para medir vuestra personalidad. Podrían estar creando un ambiente distendido para que os confiéis y habléis de más. 

Ellos os indicarán cuándo termina la entrevista. No os levantéis hasta que no os lo digan y mantened la educación y la cordialidad hasta que salgáis de la puerta. Al despediros, aprovechad para agradecer la atención que os han prestado. 

Aseguraos de llegar al lugar con bastante tiempo. Si llegáis pronto podréis relajaros antes de que os llamen y no entraréis apurados.

Escoged ropa que pueda transmitir seriedad y profesionalidad. Se supone que no deberían tener en cuenta vuestra imagen, pero la impresión que causéis podría condicionarlos a favor o en contra. Así que cuidad vuestra imagen.

Una buena postura para la entrevista es estar sentados con la espalda recta y las manos sobre las rodillas. Así evitaréis hacer movimientos nerviosos con las manos o con los pies. 

Preparad la entrevista en casa. Poneos delante del espejo y practicad. Responded en voz alta posibles preguntas. Tratad de que no os tiemble la voz y de que vuestra actitud sea positiva y firme. Si practicáis conseguiréis confianza y seguridad en vosotros mismos. 

Controlad vuestra respiración, antes de entrar y también durante la entrevista. Eso os ayudará a estar más relajados. 

No improviséis las respuestas. Si no estáis seguros o estáis nerviosos, deteneos unos segundos y pensad lo que vais a decir antes de responder. 

Es importante que no tratéis a los entrevistadores con demasiada familiaridad. Tratadles siempre de usted, salvo que os pidan otra cosa. Evitad las coletillas al final de las frases y los vulgarismos. Responded con seguridad, confianza y soltura.

Conclusiones

Mostraos siempre naturales y educados. Hablad con seguridad y no temáis reconocer que estáis nerviosos si es así. Sed coherentes con todo lo que digáis. Aseguraos de que vuestras respuestas se ciñen al marco de la ley y a unos buenos principios morales. 

No olvidéis el motivo que os ha llevado hasta ahí. Recordad la ilusión por conseguir vuestra plaza. Y si os sentís inseguros, pensad que, si habéis llegado tan lejos, es porque os habéis preparado bien. 


En InnoTest queremos ayudaros a pasar también esta prueba y superar la entrevista personal. Nuestro objetivo es que lleguéis a la meta.

Innotest Guardia Civil