Te ayudamos
¡Escanea para descargar tu app!
qr-single

Suscríbete a nuestra Newsletter

Mantente al día de todo lo que sucede en tu oposición de forma fácil, cómoda y sin demasiado esfuerzo. Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de lo más importante: novedades de tu oposición, actualidad, recursos, ¡y mucho más!

newsletter

    ¡Síguenos en nuestras redes sociales!

    ¿Cómo funcionan los buzones amarillos de Correos?

    En España la oferta de empleo público para trabajar en las diferentes administraciones es muy extensa. Trabajos en la universidad, empleos para el Estado, médicos, profesores… Y también existen oposiciones para trabajar en Correos. De hecho, estas últimas son unas de las más populares de entre todas las convocatorias de empleo en nuestro país a través de oposiciones. Justo por ello en más de una ocasión te hemos contado cuáles son sus requisitos y otros aspectos relevantes sobre el servicio postal.

    Pero esta vez no vamos a centrarnos en la oposición en sí, sino que lo que haremos será hablar sobre uno de los servicios que ofrece esta empresa. Nos referimos a los envíos, pero no a todos en general. Seguro que alguna vez has visto por la calle un buzón amarillo Correos, pero… ¿sabes cómo funcionan los buzones amarillos de Correos? Precisamente eso es lo que vamos a tratar de explicar en esta nueva publicación.

    Así funcionan los buzones amarillos de Correos.

    El origen de los buzones de Correos

    Los buzones amarillos se han convertido en todo un símbolo de España, un elemento que está presente en prácticamente todos los municipios del país. Además, siempre es el mismo: un enorme buzón de color amarillo en el que aparece pintada la corneta real en azul, que es el símbolo de Correos. 

    Su origen tiene que ver con los Tasso, una familia de Italia que creó uno de los primeros servicios postales en Europa alrededor del año 1500. Sus servicios se prestaban en diversos países como Italia, Espala, Francia y Alemania. Los vehículos que utilizaban para repartir el correo eran de color amarillo, algo que nunca se perdió. De hecho, José María Cruz Novillo, responsable del diseño del símbolo de Correos, decidió mantener estos colores por lo arraigados que estaban a la sociedad. 

    Buzón amarillo Correos: para qué sirven

    Ahora que sabes el origen del color amarillo de estos contenedores, te preguntarás cómo funcionan los buzones amarillos de Correos. Lo cierto es que es bastante más sencillo de lo que podría parecer, ya que no dejan de ser contenedores en los que los ciudadanos pueden introducir sus envíos. Es decir, es una manera de enviar una carta sin tener que ir a la oficina de Correos y esperar la pertinente cola para realizar el envío. 

    En estos buzones amarillos se deben depositar las cartas a enviar, con su correspondiente sello. Estos buzones son comprobados a diario por los agentes de Correos, que tras recogerlos realizan las correspondientes tareas de gestión para proceder a su envío. De ese modo, en función de a qué lugar se dirija el envío la carta irá a parar a una parte u otra de la sucursal de Correos más cercana. Así que podríamos decir que funciona los buzones amarillos de Correos como pequeñas oficinas para el envío rápido de correspondencia.

    Diferencia entre buzón verde y amarillo de Correos

    Si eres una persona observadora lo más seguro es que hayas reparado en que los buzones amarillos no son los únicos que existen. Hace años había también de color verde y a día de hoy los hay azules. ¿Cuál es la diferencia entre buzón verde y amarillo de Correos? Además de los azules, obviamente. Para empezar hay que aclarar una cosa: los buzones azules y los verdes son los mismos. Desde hace un tiempo todos los verdes pasaron a ser azules.

    ¿Quieres saber más sobre tu oposición? Conoce la herramienta líder en la preparación de oposiciones.