Te ayudamos

Conoce la historia de Correos en España como empresa

historia de correos en españa

A la hora de elegir una profesión para desempeñarla a lo largo de nuestra vida laboral son muchos los aspectos que entran en juego: sueldos, horarios, vacaciones, condiciones profesionales, el trabajo a realizar… Y si hablamos de oposiciones, hay una opción que destaca por ser bastante asequible y ofrecer unos empleos realmente interesantes: Correos.

Sin embargo, más la mayoría de personas siempre suele pensar en cómo será el trabajo a desempeñar sin pensar en la historia de la institución para la que trabajaran. Algo que en el caso de Correos es bastante extenso, ya que a sus espaldas acumula más de 300 años al servicio de todos los españoles. Y precisamente sobre todo este tiempo es sobre lo que hablaremos en esta nueva publicación. Así que si quieres conocer la historia de Correos España no te pierdas este post.

Los orígenes de Correos

El inicio de Correos, motivo por el que para muchos es la empresa más antigua del país, se remontan al año 1716. Esto implica que el servicio postal español cuentan con más de 300 años de historia. Un periodo de tiempo en el que han sido el mayor distribuidor de correos postales y que nació como un servicio público de la mano de Felipe V de Borbón.

Anteriormente el servicio postal no era público. Sin embargo, tras la Guerra de Sucesión fue cuando pasó a pertenecer y ser administrado por la Corona española. No sería hasta 1756 cuando se comenzaría a nombrar a los primeros carteros urbanos, mientras que los primeros buzones urbanos se instalaron en 1762. Poco a poco el correo postal se expandió hasta alcanzar todos los rincones de España, a pesar de que la distribución de paquetes y correspondencia se realizaba a caballo.

Historia de Correos España: siglos XIX y XX

Alcanzado el siglo XIX, los avances tecnológicos y sociales también provocaron cambios en el servicio postal. En estos años, la historia de Correos España está ligada a la aparición del sello como sistema de pago, lo que permitió democratizar las comunicaciones. A mediados de siglo también se introdujeron novedades como los servicios telegráficos, lo que supuso un gran avance y nuevos servicios para los usuarios.

A finales de siglo, en 1882, Correos incorporó a su plantilla a las primeras mujeres como empleadas. Y poco después se creó un cuerpo de funcionarios para optimizar el servicio de la empresa. Ya en el siglo XX todo estuvo marcado por el avance de los nuevos medios de transporte. Ahora era posible distribuir correo por tierra, mar y aire, lo que abría un nuevo mundo de posibilidades.

A lo largo de este siglo se añadieron servicios importantes como las cartas urgentes, los servicios bancarios y los giros y reembolsos. Además, se implantó la instalación de buzones domiciliarios, lo que permitió agilizar el proceso de distribución y aumentar la privacidad de los ciudadanos. En 1981 entraría en funcionamiento el Código Postal, que permitiría clasificar de forma automática la correspondencia y que todavía hoy continúa vigente.

El pasado más reciente del servicio postal

Instalados en el pasado más reciente de Correos, en el siglo XXI se produjeron nuevos cambios e innovaciones de grandes proporciones. Compras online, servicios automatizados, oficinas virtuales… Aunque posiblemente uno de los cambios más grandes en lo que va de siglo tiene que ver con la transformación en Sociedad Anónima Estatal, un cambio que tuvo lugar en el año 2001.

Solo un año más tarde, en 2002, se realizó un gran plan de automatización. Gracias a él añadieron máquinas y nueva tecnología a sus centros logísticos, lo que permitió aumentar la capacidad de clasificar hasta alcanzar los 40.000 envíos por hora. Una institución que todavía hoy sigue cambiando día a día pero que trabaja siempre con un mismo objetivo: ofrecer el mejor servicio postal posible a todos los españoles.