Te ayudamos
¡Escanea para descargar tu app!
qr-single

Suscríbete a nuestra Newsletter

Mantente al día de todo lo que sucede en tu oposición de forma fácil, cómoda y sin demasiado esfuerzo. Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de lo más importante: novedades de tu oposición, actualidad, recursos, ¡y mucho más!

newsletter

    ¡Síguenos en nuestras redes sociales!

    Tipos de oposiciones para ser funcionario de prisiones

    Desde hace ya bastante tiempo las oposiciones que dan acceso a trabajar en las cárceles españolas cuentan con una gran demanda entre los opositores. Esto se debe, principalmente, a que ofrecen muchos puestos de trabajo con unas condiciones económicas bastante buenas. Y a eso hay que sumar que ofrecen grandes posibilidades de conciliación familiar debido a sus atractivos horarios. 

    Dentro de los funcionarios de prisiones el Cuerpo de Ayudantes es el que más expectación genera. Sin embargo, lo que mucha gente no sabe es que hay más posibilidades para trabajar con empleado público en las cárceles del país. Así que para que no tengas dudas al respecto hoy vamos a contarte qué tipos de oposiciones Funcionario de Prisiones hay en España en la actualidad.

    Tipos de oposiciones para ser funcionario de prisiones

    Tipos de oposiciones Instituciones Penitenciarias

    Como hemos dicho, la oposición más conocida y demandada dentro de este área es la de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias. Pero lo cierto es que hay muchos otros tipos de oposiciones Funcionario de Prisiones. Por ejemplo, también está el Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias o el Cuerpo Facultativo de Sanidad Penitenciaria, entre otros. A continuación vamos a repasar cuáles son los tipos de oposiciones Instituciones Penitenciarias.

    Ayudantes de Instituciones Penitenciarias

    Sin lugar a dudas, la oposición más popular en este área es la que da acceso al Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias. Quienes consiguen una plaza tendrán que encargarse de controlar y velar por la seguridad de los presos y las instalaciones, algo de vital importancia en cualquier cárcel. Sus tareas más comunes tienen que ver, por tanto, con la vigilancia y con el mantenimiento de las normas dentro de la prisión.

    El salario de estos profesionales va de los 1.800 a los 2.500 euros mensuales. Además, es posible trabajar durante un turno de 24 horas seguidas para disfrutar de tres días de descanso consecutivos. Y, como sucede con la mayoría de oposiciones, cuentan con dos pagas extra y un mínimo de 40 días de vacaciones y asuntos propios al año.

    Otras oposiciones para trabajar en prisiones

    A parte de las que dan acceso al Cuerpo de Ayudantes, existen otras oposiciones de prisiones. Estas son las siguientes: 

    • Técnicos de Instituciones Penitenciarias: generalmente estos funcionarios desempeñan tareas como la de psicólogo, jurista o de gerencia dentro de la prisión.
    • Cuerpo Especial de Instituciones Penitenciarias: este cuerpo es el intermedio dentro de las prisiones y cuenta con diferentes perfiles como el de jefe de servicios, subdirector, director, jefe de gabinete o educador, entre otros.
    • Cuerpo Facultativo de Sanidad Penitenciaria: son los médicos de la cárcel, donde se requieren personas con titulación en Medicina, Medicina y Cirugía, Medicina Familiar y Comunitaria, Medicina Interna o Psiquiatría.
    • Cuerpo de Enfermeros: además de médicos, las Instituciones Penitenciarias también cuentan con un Cuerpo de Enfermeros.

    Requisitos para trabajar en las Instituciones Penitenciarias

    Ahora que conoces cuáles son los tipos de oposiciones Funcionario de Prisiones, llega el momento de hablar de los requisitos para poder participar en sus procesos selectivos. Estos, aunque pueden cambiar de una convocatoria a otra, son los siguientes: 

    • Tener nacionalidad española o de un país miembro de la Unión Europea.
    • No haber sido separado por expediente disciplinario ni inhabilitado de las funciones públicas.
    • Ser mayor de 16 o 18 años, según la oposición de la que se trate, y no haber alcanzado la edad ordinaria de jubilación.
    • No padecer limitaciones físicas o psíquicas para el desempeño de las labores propias del puesto.
    • En lo relativo a la titulación, los requisitos van desde contar con el título de ESO hasta disponer de un Grado universitario, dependiendo del cuerpo del que se trate.
    ¿Quieres saber más sobre tu oposición? Conoce la herramienta líder en la preparación de oposiciones.